PRODUCTOS SELECTOS
HARAS HAMIDE STABLES


De cuidar a Tatu Don a correr las "Oaks"

Esta es la historia del vareador venezolano que pasó por Perú.

Estados Unidos 29/04/2024 José Luis De La Cruz José Luis De La Cruz
WhatsApp Image 2024-04-29 at 09.00.12
POWER SQUEEZE - Foto: Janet Napolitano

"Churchill Downs es precioso. Primera vez que estoy en un evento de esta categoría", dice asombrado Darwin Calderón, el vareador de Power Squeeze, ganadora del Gulfstream Park Oaks (G2) y que este viernes estará en el partidor como una de las 14 potrancas que buscarán la gloria máxima en el Kentucky Oaks (G1). Calderón se hizo cargo de la alazana desde hace algunos meses y de esta manera afrontarán ambos el reto más importante.

Tras emigrar de Venezuela a Perú, Calderón llegó hace algunos años a Lima en donde se dedicó a cuidar caballos para el Stud Aurora. Tuvo a su cargo a ejemplares de la talla de Tatu Don, Islero, Épica y Mercyful Fate desde el comienzo cosechando diversos triunfos, incluso de orden clásico. Pero sus sueños lo invitaron a seguir probando suerte en otras latitudes y es así como decide dejar Perú y unirse al numeroso grupo de profesionales que en los últimos años han viajado a los Estados Unidos buscando un mejor panorama.

Ya en Estados Unidos, Darwin llegó a Gulfstream Park y en manos de Jorge Delgado, el entrenador venezolano, dejó su suerte. El trainer le confió algunos ejemplares en base a su buen curriculum y es así que llega a sus manos Power Squezee, una alazana de tres años que desde potranca comenzó a dar indicios de talento en las pistas.

La hija de Union Rags y Callmethesqueeze tiene una campaña de seis presentaciones y cuatro victorias. Debutó en agosto del año pasado con un cuarto lugar en un maiden en Delawere. Posteriormente, dejó la categoría de perdedores en ese mismo hipódromo, pero en octubre. Tras ello fue llevada a Gulfstream Park en donde ganó el Cash Run Stake, para viajar luego a Tampa y anotarse el Suncoast Stake (L). Su última conquista y la más importante, se dio en Florida con motivo del Gulfstream Park Oaks (G2) que le otorgó la posibilidad de viajar a Louisiville para el Kentucky Oaks (G1).

"Las oportunidades llegan con mucho trabajo y buscándolas. Hace un año estaba en Monterrico cuidando a mis caballos del Stud Aurora y ahora estoy acá, con los mejores entrenadores y jockeys del mundo, es una bendición", concluye emocionado Calderon quien vivió diversos momentos desde que salió de su querida Venezuela hace ya varios años.

Te puede interesar